¿Cuales son los medicamentos de venta libre?

La mayoría de los canadienses deben recurrir a medicamentos de venta libre (OTC) en algún momento u otro. Aunque son fácilmente accesibles, debe tenerse en cuenta que estos medicamentos no están exentos de riesgos. Aquí hay algo de información sobre este tema.

MEDICAMENTOS DE VENTA LIBRE

Los medicamentos de venta libre (OTC) son aquellos que, desde una perspectiva regulatoria, no requieren prescripción pero sí supervisión. De hecho, deben mantenerse en una sección de la farmacia que sea accesible al público pero que permanezca bajo el control y la supervisión constantes de un farmacéutico. Por supuesto, la gente todavía puede obtenerlos sin necesidad de consultar al farmacéutico.

La automedicación con medicamentos de venta libre es una práctica común. Puede aliviar, prevenir o tratar problemas menores de salud como resfriados, dolor, digestión difícil, dolor de garganta, verrugas, etc. Por lo tanto, se reserva principalmente para las dolencias menores de la vida diaria, aquellas que son fácilmente reconocibles, para las que estamos seguros de la causa y que se producen ocasionalmente sin causar síntomas graves. Para garantizar el uso seguro de los productos de venta libre, es importante ser consciente de los riesgos potenciales.

LA INFORMACIÓN CORRECTA

Para asegurar el uso correcto de un medicamento, es esencial que el paciente tenga información válida, completa y objetiva. Por supuesto, hay mucha información en el envase del medicamento, pero a menudo es insuficiente. Sobre todo, no tienen en cuenta las características particulares de cada persona que compra el medicamento en cuestión. Por eso se recomienda que consulte a su farmacéutico cada vez que quiera usar un medicamento de venta libre.

La decisión de tomar un medicamento o no es muy importante: ningún medicamento está libre de riesgos, y cada situación debe ser analizada caso por caso. Aquí hay algunos ejemplos de preguntas que debe hacerse antes de considerar la automedicación:

  • ¿Cuáles son los posibles beneficios del medicamento que se va a tomar?
  • ¿Cómo funciona el sistema?
  • ¿Durante cuánto tiempo debo observar o sentir el efecto beneficioso?
  • ¿Es esta la mejor opción disponible?
  • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de este medicamento?
  • ¿Es este medicamento seguro para mí, dada mi edad, salud, características personales y otros medicamentos que tomo?
  • ¿Puede interactuar con los medicamentos que ya estoy tomando y, si es así, qué debo hacer?

Su farmacéutico puede responder a todas estas preguntas y mucho más!

EL PAPEL DEL FARMACÉUTICO

Para los medicamentos de venta libre, su farmacéutico es un experto y su asesor principal. Es su responsabilidad informarle y guiarle para asegurarse de que utilizará los productos de venta libre de la manera correcta y con total seguridad. Para hacer esto, él o ella probablemente le hará varias preguntas. Puede que quiera saber, entre otras cosas:

  • de tu edad;
  • Su historial médico (alergias o intolerancias antes de la medicación, enfermedades, cirugías, etc.);
  • ciertos aspectos de su estilo de vida (fumar, empleo, hábitos de estilo de vida, etc.);
  • qué otros medicamentos está tomando (recetados o no, incluyendo otros medicamentos de venta libre y productos naturales para la salud);
  • ciertas características personales (embarazo, lactancia, discapacidad física, etc.).

Así que no se sorprenda si su farmacéutico le aconseja que no use un medicamento que no esté disponible en el mercado. Simplemente está siendo cauteloso porque ninguna droga es completamente inofensiva. Es posible que él o ella pueda ofrecerle otras opciones.

Además de su papel como informante y asesor, el farmacéutico es responsable de identificar problemas potenciales o reales relacionados con el uso de medicamentos OTC. El médico también debe monitorear la respuesta al tratamiento. Finalmente, debe registrar la información sobre el medicamento elegido, así como la naturaleza de las intervenciones, en el expediente farmacológico de la persona.

Leave a Reply