¿Cómo curar el reflujo gastrico para siempre?

El exceso de progesterona producido durante el embarazo libera el esfínter que separa el esófago del estómago, haciendo que las mujeres embarazadas sean muy propensas al reflujo gástrico. Al hacer pequeños cambios en el estilo de vida o, si es necesario, obtener el medicamento adecuado, es posible aliviar los síntomas.

Consejos prácticos para reducir el reflujo gástrico

  • Levante la cabecera de la cama de 10 a 15 cm;
  • Evite beber grandes cantidades de líquido antes de acostarse;
  • Evite el alcohol;
  • Evite el tabaco y el humo de segunda mano;
  • Evite los irritantes estomacales (por ejemplo, los medicamentos antiinflamatorios);
  • Coma varias comidas pequeñas al día, coma lentamente y mastique bien los alimentos;
  • Evite los alimentos irritantes que puedan exacerbar los síntomas (café/té, refrescos, menta, chocolate, salsa de tomate, especias, jugos cítricos, etc.);
  • Use ropa suelta; la ropa apretada causa presión extra.

TRATAMIENTOS RECOMENDADOS

PRIMER RECURSO: ANTIÁCIDOS

Antiácidos de carbonato de calcio (Tums®, Rolaids®)
Tome 500 mg por vía oral de 1 a 3 veces al día según sea necesario.
(dosis máxima recomendada: 2,5 g al día)

Antiácidos a base de aluminio y magnesio (Maalox® Regular Formula)
Tomar 30 ml por vía oral de 1 a 3 veces al día según sea necesario.

Antiácidos a base de ácido algínico (fórmula regular de Gaviscon®)
Tome 1 a 2 tabletas o 15 a 30 ml (fórmula líquida) por vía oral 4 veces al día después de las comidas y antes de acostarse si es necesario.

Tenga cuidado, las fórmulas combinadas o de acción múltiple a menudo contienen otros ingredientes, como el ácido salicílico, que no deben tomarse durante el embarazo. En caso de duda, diríjase al farmacéutico de guardia.

SEGUNDA ACCIÓN: Ranitidina (Zantac®)

Tomar de 75 a 150 mg por vía oral dos veces al día 30 minutos antes del desayuno y la cena.

Puede combinarse con antiácidos si es necesario

¿Cuándo consultar?

Alivio temporal de los síntomas solamente;
Persistencia de los síntomas a pesar del uso regular de Zantac®;
Síntomas acompañados de fiebre, náuseas/vómitos o dolor de cabeza intenso.

Leave a Reply