¿Cómo curar el dolor de espalda rápidamente?

Estas pocas recomendaciones pueden ayudarle a reducir la intensidad y frecuencia de su dolor de espalda. Después de todo, ¡más vale prevenir que curar!

Causas del dolor de espalda

Con la vida de hoy, el ritmo frenético de las actividades diarias y el estrés, no es de extrañar que muchas personas sufran de dolor de espalda. La columna vertebral es una verdadera maravilla de la naturaleza, siempre y cuando, por supuesto, funcione correctamente. Como verdadero soporte del cuerpo humano, a menudo es el que absorbe los choques; no es de extrañar que sea la causa de muchas enfermedades.

Muy a menudo, cuando hay dolor, también hay inflamación. Este último es la respuesta del cuerpo a la irritación o lesión. Se manifiesta por: enrojecimiento, calor, hinchazón y pérdida de movilidad.

Para que el dolor desaparezca, primero se debe encontrar el origen del dolor, si es posible. Entonces se puede implementar un tratamiento para eliminarlo. Sin embargo, en muchos casos, la causa exacta sigue siendo desconocida o difícil de remediar. A menudo es necesario un examen minucioso para comprender el origen del dolor.

El mejor remedio: la prevención

Para evitar que su espalda le cause problemas, usted debe cuidarla. Aquí hay algunos consejos para prevenir o reducir el dolor de espalda:

  • Haga ejercicio regularmente, respetando sus habilidades y límites.
  • Elija una posición neutral para dormir, de lado o de espaldas, y coloque un par de almohadas debajo de las rodillas.
  • Adapte su estación de trabajo.
  • Pida ayuda cuando necesite hacer algo demasiado exigente para su espalda, como levantar un objeto muy pesado.
  • Si usted sufre de dolor de espalda, en algunos casos, se recomienda descansar unos días. El regreso gradual a las actividades normales a veces alivia el dolor.
  • No permanezca completamente inmóvil. Si es posible, levántese cada hora y camine unos minutos.
  • Evite usar zapatos con tacones altos. Elija sus zapatos con cuidado.
  • Evite el sobrepeso, esto aumenta la carga en su espalda.
  • Si el dolor de espalda persiste durante más de unos días, consulte a un médico.

¿Caliente o frío?

En general, la aplicación de frío está indicada en situaciones de inflamación, como después de una lesión. Cuando los síntomas de la inflamación han desaparecido, se puede considerar el calor. Esto ayudará a aliviar el dolor y a sanar.

En casos de dolor crónico como la artritis, se pondrá más énfasis en el calor. En algunos casos, se le puede aconsejar que aplique frío y calor alternativamente. Es difícil orientarse, ¿no? Idealmente, usted debe buscar el consejo de un especialista en cada situación.

Los tratamientos

Existe una amplia gama de medicamentos y modalidades de tratamiento para aliviar el dolor de espalda. Aquí hay algunos ejemplos:

Analgésicos

Los analgésicos son medicamentos utilizados para aliviar el dolor, por lo que a veces se les llama “analgésicos”. No tienen acción antiinflamatoria. El acetaminofén es el analgésico más conocido y popular.

Medicamentos antiinflamatorios

Los medicamentos antiinflamatorios, como la aspirina o el ibuprofeno, pueden ser útiles. No sólo alivian el dolor, sino que también reducen la inflamación. Algunos son de venta libre, otros requieren receta médica. Es posible que estos medicamentos no sean adecuados para usted o que no interactúen con otros medicamentos que esté tomando.

Relajantes musculares

Estos son medicamentos que reducen los espasmos y la tensión muscular. La velocidad de su efecto es a menudo apreciada y permite un retorno a la movilidad muscular. Más comúnmente usados en casos de dolor agudo (por ejemplo, después de una lesión o rigidez en el cuello), estos medicamentos generalmente se toman por un período corto de tiempo. Los efectos secundarios más comunes son somnolencia y mareos.

Tratamientos no farmacológicos

Se pueden utilizar varios métodos para aliviar el dolor de espalda, incluyendo: fisioterapia, terapia ocupacional, quiropráctica, masajes, uso de una ayuda ortopédica (soporte, cinturón, órtesis, etc.), acupuntura, cirugía, etc. El tratamiento depende de varios factores y debe adaptarse a cada persona.

Esta lista de posibles tratamientos no es exhaustiva. Hable con un profesional de la salud acerca de todas las opciones disponibles para usted.

Leave a Reply